miércoles, 24 de agosto de 2011

De cómo inscribir un derecho hereditario en el Registro de la Propiedad


Eduardo Rosales "Testamento de Isabel la Católica"
Cuando sobreviene la muerte de una persona, se produce un desplazamiento "en bloque" de todas las relaciones jurídicas del causante. Es decir, el dominio del patrimonio del fallecido se transmite de éste a sus herederos. Este tránsito patrimonial ocurre hacia la persona llamada por ley a sucederle, o por la voluntad del fallecido. El recipiente del patrimonio del causante sucede a éste en la posesión y la titularidad de los bienes, así como en la asunción de las obligaciones, dándose un supuesto de subrogación subjetiva, pues la personalidad del difunto como que se perpetúa o proyecta por la presencia de su heredero, en la medida en que éste sigue llevando el sello de identidad del desaparecido. (Fragmento del libro "Derecho de Sucesiones" del autor José Ramón Vélez Torres, ed. 1997)

Una vez transmitido el patrimonio del causante al heredero, éste debe cumplir con ciertos trámites  para poder  llevar a cabo negocios jurñdicos con los bienes así heredados. Si usted es el heredero, lo primero que debe saber es si existe o no un testamento válido. Debe acudir a la Oficina de Inspección de Notarías (ODIN) y solicitar en el Registro de Poderes y Testamentos una Certificación Negativa o Positiva de Testamento. Este documento lo que le va a decir a usted es si la persona fallecida dejó o no un Testamento.  


Cuando la persona ha dejado testamento


Una vez se sabe que hay testamento hay que conseguir dos copias certificadas de éste. Si el notario que autorizó la escritura de testamento está vivo y activo en la práctica de la notaría, hay que acudir a su despacho legal y solicitarle las copias certificadas.  Si el notario falleció, se debe conseguir la copia certificada del testamento en la Oficina de Inspección de Notarías (ODIN).


Una vez el heredero obtiene las copias certificadas, debe acudir a ODIN nuevamente para solicitar que se le certifique que las copias certificadas entregadas por el notario  corresponden a las archivadas en el Registro de Poderes y Testamentos y para que se certifique que el Testamento nunca  fue revocado. Esto se conoce como "Vigencia de Testamento".


A la par, se debe ir radicando ante el Departamento de Hacienda la Planilla de Caudal Relicto. En esta planilla se hace un avalúo de los bienes pertenecientes al causante y el Departamento de Hacienda expide el correspondiente “Relevo de Hacienda” (Cancelación de gravamen). Más adelante se explicará en detalle.

Se recomienda que en este punto se vaya gestionando una tasación de la Propiedad y un Estudio de Título para conocer el valor en el mercado de la propiedad y sus circunstancias registrales.

Para completar el procedimiento de inscripción de un bien inmueble , cuando existe un testamento válido, se deben radicar los siguientes documentos en el Registro de la Propiedad:


•Copia Certificada del testamento
•Certificación Negativa de ODIN que diga que no existe otro testamento posterior al que se trata de inscribir y que este Testamento nunca fue revocado. "Vigencia de Testamento"
•Cancelación de gravamen expedido por el Departamento de Hacienda (Relevo de Hacienda)
•Certificación de ASUME que demuestre que el causante no tenia deuda alimenticia.
•Instancia al Registrador en la cual se solicita que inscriba los bienes inmuebles a favor de los herederos testamentarios.
•Certificado de Defunción.


Todo este trámite tiene la finalidad de notificarle al Registrador de la Propiedad que un bien que estaba inscrito a nombre del fallecido ahora debe inscribirse a nombre de sus herederos. El Registrador debe saber además si el fallecido tenía deuda contributiva (Relevo de Hacienda) o deuda alimenticia (Certificación de ASUME). De igual forma, debe tomar como válido un testamento debidamente certificado por el notario autorizante y por ODIN.

Si existe un albacea así nombrado por el testador, deben gestionarse ante un notario, la expedición de las Cartas Testamentarias.


Cuando la persona NO ha dejado un testamento


Si la persona que falleció no ha dejado un Testamento válido, lo que procede es hacer una Declaratoria de Herederos. Este es un procedimiento que se lleva ante el Tribunal de Primera Instancia en el que se solicita a ese foro que declare a ciertas personas como herederos del causante. El procedimiento puede hacerse también ante un notario público, sin necesidad de acudir al Tribunal.


Si se hace a través del Tribunal, La Declaratoria de Herederos es una petición en la cual se expresa que la persona de cuya sucesión se trata, falleció y que según el mejor parecer del solicitante no se encontró entre los papeles del fallecido algún testamento ológrafo. En esta solicitud se debe incluir una lista de las personas con derecho a heredar, incluidas sus circunstancias personales.


Con esta Petición al Tribunal se debe acompañar:


•Certificado de Matrimonio entre el difunto y la viuda sobreviviente. Esto aplica cuando el causante murió estando casado.
•Certificado de Nacimiento de cada uno de los herederos.
•Certificado de Defunción del difunto cuya Declaratoria de Herederos se solicita.
•Certificación Negativa de Testamentos expedida por el Registro de Poderes y Testamentos.


Una vez el Tribunal ve la Petición, emitirá una Resolución la cual deberá llevarse al Registro de la Propiedad, para que se inscriban los bienes inmuebles a nombre de los herederos. En la sección del Registro en la cual estén inscritos los bienes inmuebles en cuestión, deben llevarse los siguientes documentos:


•Instancia dirigida al Registrador en la cual se solicita que inscriba el Derecho Hereditario, según la Resolución emitida por el Juez.
•Certificación Negativa de ASUME.
•Copia Certificada de la resolución que emite el Juez conforme la Petición de Declaratoria de Herederos.
•Cancelación de Gravamen expedida por el Departamento de Hacienda (relevo de Hacienda)


¿Qué es una Planilla de Caudal Relicto?


Cuando una persona muere, sus herederos deben radicar en el Departamento de Hacienda una Planilla de Caudal Relicto. La ley dispone que, so pena de incurrir en delito, el presunto heredero debe radicar la Planilla en o antes de los nueve meses desde  la muerte del causante. Este es un formulario en el cual se informa al Departamento los datos del difunto, sus bienes y sus respectivos valores.

Una vez inscrito el derecho hereditario en el Registro de la Propiedad, los herederos pueden comenzar el procedimeinto de partición de herencia. Ya en este punto, los bienes que antes pertenecían al difunto, ahora pertenecen a los herederos, Por tal razón, estos pueden disponer de ellos de la misma manera en que su causante podía hacerlo mientras se encontraba con vida.


Lcda. Laura Mía González Bonilla
La autora es abogada y notaria con práctica privada en San Juan, Puerto Rico. Para más información sobre este y otros temas, se pueden comunicar al 787-667-7330 o vía correo electrónico a lauramialaw@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Adelante. Nos encantaría saber su opinión sobre este tema.